cero tolerancia a la violencia de género

Fuente: internet

UN "TOQUE" ADELANTE

Publicado: 2017-10-22

Esta nota solo se puede leer, escuchando:

El viernes empezó con una gran noticia, unas horas antes, el congreso aceptó -la marihuana! que crece en mi jardín- el uso medicinal del cannabis, más conocida como marihuana, mariguana, marijuana, Mary Jane, María, hierba, matuja, entre otros.

Por qué esta noticia debería “alegrarnos” tanto -si solo será para uso medicinal, ¿no?- porque es un primer paso; llama la atención que en un país donde se pregunta quién es el jefe de familia, se perdonan maltratos constantes y humillaciones a diversas mujeres, donde el machismo es imperante y aceptado en muchos estratos sociales, la pobreza abunda, y donde los homosexuales no pueden decir que lo son porque saben serán excluidos y mal vistos, se permita semejante “osadía”, ¡marihuana para todos!

No nos emocionemos amigos consumidores, la norma no dice eso, -todavía no lo dice-, pero es un inicio, muy pronto la gente podrá sembrar la planta en su casa y no habrá ningún problema; tranquilos, esta publicación no es una apología al consumo de drogas -creo-, es una reflexión en base al sentido común.

La cerveza, que se vende en grifos, todas las noches, y a menores de edad, posee un grado alcohólico -es bajo 5%, pero lo posee-, diferente al vino en cuyo proceso, no se necesita de la adición de levadura para la fermentación -es la misma fruta la que hace que te vayas a la mier*** cada fin de semana-, que tiene que ver esto, explico, para la cerveza -que se vende en grifos, todas las noches, y a menores de edad-, se necesita un proceso industrial, no regulado por nadie, a las personas se les permite ir a comprar-las a la bodega de la esquina, ahí al Estado no le importa los ciudadanos, pero si les importa si estos siembran una planta, ¿raro no?.

La marihuana no pasa por ningún proceso químico, para convertirse en algo así como la cocaína, su comercialización no debería ser delito, y que se pueda sembrar en cualquier lugar tampoco, bajo la represión del cultivo de una planta, también se debería prohibir -siendo exagerados- la siembra de eucalipto, o de cola de caballo o de cualquier planta que las tías se metan como relajante en diferentes infusiones, total igualdad.

Por qué entonces se ha satanizado al cannabis, y a todos aquellos que la consumen, por qué esas mismas reglas y normas no son impuestas para otros productos igual o más dañinos, el uso medicinal de la marihuana abrirá la puerta a nuevos de”bate”s, bienvenido sean todos ellos.

Siganme en: Blog del genio

Saludos.


Escrito por

Marcelo Aguilar

Lector esporádico, pseudo-escritor y estudiante de periodismo... En mi mundo perfecto yo sería el único desquiciado.


Publicado en