dialoga en Lima y en Loreto

QUISIERA SER GONZALO NUÑEZ

"Estudié derecho por mi familia y porque mis amigos me decían que voy a tener bastante dinero, pero después de 10 años decidí que eso no era para mí y contra todo decidí seguir el rumbo del periodismo deportivo, el comienzo fue difícil e incluso hubo un tiempo en que trabajé gratis, pero era lo que me gustaba y lo hacía con mucha voluntad”

Gonzalo Núñez

Publicado: 2015-09-20

- ¡Que! apología a Gonzalo Nuñez.

- No nada de eso, solo quiero compartir los inicios que narrase Gonzalo Nuñez en su programa deportivo Exitosa Deportes.

Siganme en Facebook como: El blog del genio

<<Yo entré a trabajar por primera vez a Radio Ovación, con Micky Rospigliosi, al cual conozco del colegio, era amigo mío de la playa Santa María, un día le dije: Micky quiero trabajar contigo. Primero me miró raro y me dijo: “estás loco si tu estudias derecho, debes de seguir estudiando derecho”, No Micky, no me gusta el derecho -le dije- yo quiero periodismo deportivo y quiero que tú me des la oportunidad”. "Entonces desde ahora eres el Doctor Núñez", vienes mañana al programa de la noche

Yo quedé fascinado, me escapaba del estudio donde trabajaba y me iba al programa. En Ancón, nosotros teníamos nuestro equipo de Católicos y por otro lado había el equipo de los Judíos, Ancón tenía esa tradición, un respeto total, los judíos tenían un buen equipo y al que más se le reconocía era a Eddie Fleischman, que era el más colorado, parecía un foco y lo sacabas a tres kilómetros por como brillaba, los partidos que jugábamos eran espectaculares, los judíos habían hecho unos arquitos de metal y jugábamos en la playa, desde ahí conocí a Fleischman teníamos una relación más que buena.

Así que cuando se enteró que yo esta en Ovación se dijo "Núñez está en radio Ovación, yo también quiero".

Antes no existía las facultades de ciencias de la comunicación, bueno si existían, pero era puras mujeres, tres hombres; en tu casa te decían “¿qué vas a estudiar?, ¿ingeniería, arquitectura, derecho, medicina?” y no habían más carreras, ahí terminamos chambeando en Ovación con Eddie, luego de cada partido cada uno de los participantes del programa daba su opinión, “y vamos con el comentario del doctor Gonzalo Núñez” – presentaban - eran las 11:10 de la noche y el partido había acabado a las 9, pero bueno me quedaba a esperar para comentar el partido, luego comentaba Fleischman, la cosa es que yo terminé con Eddie, en América en al año 1998 en el programa llamado Once, que me parece un buen programa que fue espectacular, era un copiado del programa Futbol de primera de Argentina, lo que ayudaba era que canal 4 era dueño de todos los equipos, pero en el año 2000 las cosas se complicaron porque salieron algunos audios, en ese año yo ya trabajaba con Peredo.

En el año 1996 trabajaba en canal Monitor, yo venía de canal 7 y un día me llamó Micky y me dijo: "te quiero como reemplazo de Fleischman, mañana a las 9 de la mañana nos reunimos en San Isidro", al otro día fui y lo esperé hasta las 11 como no llegó me fui, más tarde me llamó Fleischman y me dijo que querían hacer el programa Once en el canal 4, me reuní con ellos y acepté. Al otro día me llamó Micky y me dijo “¿nos juntamos?”, No - le dije - ya arreglé con canal 4, casi me mata. Entré a canal 4 en el año 98 y trabajé hasta el 2000 donde ya se vivía unas situaciones terribles, te pasabas 5 meses sin un mango.

En el 2000 no había forma de seguir, y me llaman Gustavo Delgado y me dice “tenemos 11.60, es una buena radio y queremos que el programa deportivo lo hagas tú, consíguete a un partner” y yo me dije ¿a quién consigo?, yo jugaba los lunes en la casa de un amigo y había un anteojudo que jugaba hasta el culo, pero que era florero al mango, zambito él, renegaba de su segundo apellido, su nombre Phillips Butters, lo conocía del colegio, le dije “¿Phillips quieres ir a hacer el programa conmigo?” me dijo "vamos", en ese momento hicimos el programa llamado En primera, el programa fue realmente bueno, en el 2001 renuncié al canal 4 porque no había forma de seguir, el programa de Radio fue muy bueno tanto que llegamos a canal 13, ahí estuvimos, no ganábamos un mango, pero de alguna manera se hizo un proyecto bonito, yo era un loco televisión, me gustaba editar, trataba de poner el futbol internacional, nos pelábamos las imágenes del futbol peruano, luego tuve un cortocircuito con Phillips y nos separamos.

Yo seguí, llegó el final del 2001 y me llaman de canal 4 y me dicen "Fleischman se va al canal 9, te queremos a ti en reemplazo de Fleischman", y yo dije: "¿que hago?, me quedo en el 13 o arriesgo todo y me voy al 4", y me fui al 4. En el 4 había una radio que pertenecía le pertenecía al canal, radio América, que quedaba en el sótano, y aparecía un tipo que me hinchaba las pelotas que me decía "yo quiero trabajar contigo, yo quiero trabajar contigo", su nombre Raúl Jaimez, yo le decía "no jodas, ándate con Trizano, ándate con Fleischman", y él me decía, "no, lo que pasa es que le he agarrado la pierna a Fleischman y me ha botado..."

En el 2002 pensé: porque no hacer un programa en radio América, como tenía a un tipo que me jodía y me jodía dije, el primer contratado va a ser Raúl Jaimez, ahí trabajé también con Erick Osores, a los 3 años los de Consultora A, los dueños de la radio la vendieron a la gente de Delgado, él me llamó y me dijo Gonzalo tienes 1 semana, yo quería ir a la Fm. Contacté con los de Radio Miraflores. En radio América venía de hacer programa en la noche, pero en Radio Miraflores me dijeron que solo tenían el horario de 2 a 3, no era un tiempo para ser exquisito así que tuve que aceptar no más, ahí se unió Silvio Valencia, Juan Pablo Torres, Jean Rodríguez, entre otros; en la radio sufríamos porque no teníamos medición, y vender publicidad sin medición es difícil, así que tuve que ir a tocar puertas amigas, así tuvimos auspiciadores que los mantenemos hasta ahora, incluso Jaimez trajo un canje de lavandería –ahí lavaba todos sus ternos– vivíamos una época complicada porque no teníamos una gran cobertura.

Un día, saliendo del programa de Radio Miraflores, leí un papel que decía: “Hasta hoy día llegaron los programas, chau” subí y pregunté, me dijeron que los de Radio Exitosa habían comprado la radio, fui a arreglar con ellos y Omar Castro –gerente general de la radio– me dijo: "Uno de los programas que queremos que siga es el tuyo" y así es como embarcamos en Radio exitosa, en donde sigo hasta ahora.>>


Escrito por

Marcelo Aguilar

Lector esporádico, pseudo-escritor y estudiante de periodismo... En mi mundo perfecto yo sería el único desquiciado.


Publicado en